MELENCHON, EN LYON Y PARIS AL MISMO TIEMPO

melenchon_hologramme

Varios miles de personas, unas dieciocho mil, según diversas fuentes, se reunieron este domingo para escuchar al candidato de la Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, « presente » simultáneamente en la capital francesa, París y, en Lyon (suroeste), mediante un sistema de holograma.
Desde la ciudad de Lyon, donde se encontraba de cuerpo presente junto a unas doce mil personas, Mélenchon habló también a otras seis mil, que estaban en París, las que pudieron ver su imagen en tres dimensiones, en medio de un escenario, como si estuviese realmente allí y no a unos 600 kilómetros de distancia.
Enfrentando a sus contradictores que habían calificado esta manera inédita de celebrar una reunión política de « artilugio », Mélenchon se sirvió de esta tecnología futurista para rendir homenaje a la creatividad, al conocimiento, y a la cultura, que son algunos de los grandes valores humanos que inspiran su programa de gobierno y que, una vez más, destacó en buena parte de su discurso .
« Sí, este es un mitin que no es como los otros debido, por supuesto a la forma. Está este holograma , sí, porque es necesario que un mensaje político enmancipador y un tanto clarificador se apoye en técnicas que son las de nuestro tiempo, que hagan sonreir, que hagan soñar », comentó.
« Es más, les aseguro que nadie cree que yo estoy en París », añadió maliciosamente.
El candidato de la Francia Insumnisa se refirió tanto a las nuevas técnicas y, en particular a las numéricas, definiéndolas como un nuevo continente por descubrir, como también a la participación de Francia en la conquista del espacio.
Estas nuevas fronteras, como las definió, « plantean nuevas encrucijadas considerables, que ponen en juego nuestra libertad, cuestionan nuestra posibilidad de compartir todas las alegrías que es posible compartir y todas las riquezas que es posible producir ».
Y a partir de esta premisa, sentenció que « nada es posible en este siglo sin el mas alto nivel posible de educación para cada ser humano ».
Y definió luego la concepción de saber y educación cuya exaltación figura entre los valores de la Francia Insumisa y que inspiran su programa de gobierno.
« La educación es  compartir el saber, sola riqueza que mientras más es compartida más aumenta, porque asi está hecha la humanidad en lo que se llama la cultura acumulativa y que nos distingue de todos los otros seres vivientes ». explicó
« Nada se puede hacer sin el saber », continuó, « pero el saber no es sólo el saber de las cosas… es una manera de ser un ser humano completo, en todos sus aspectos pues, no es nada si no hay antes una cultura para dar fomar al corazón, al espíritu y que genera sin cesar un nuevo apetito de saber »
E insistió : « pero no hay saber que valga sin cultura, sin difusión y sobre todo sin creadores. « Delante de nosotros marchan los poetas, los músicos y con ellos los obreros y obreras altamente calificados », añadió.
Precisando y recordando lo que es su programa en lo relativo a la educación, Mélenchon se refirió al proyecto de hacer la escuela obligatoria desde los 3 hasta los 18 años.
« Porque tenemos necesidad de aprendizaje serio y profundo , porque mientras más temprano un niño va a la escuela, más temprano es socializado, es decir integrado en la sociedad humana « .
Después, el candidato de la Francia Insumisa esbozó dos de las grandes líneas para llevar a lo concreto el desarrollo del conocimiento y la cultura que había señalado, a saber, la asignación de un subsidio para que los estudiantes puedan dedicarse exclusivamente a sus tareas y, por otra parte, el aumento de plazas docentes.
« Necesitamos otros 60.000 profesores y enseñantes más », afirmó, antes de ironizar sobre la pregunta sobre el costo que le es formulada cada vez que se refiere a una de las proposiciones de la Francia Insumisa.
« ¿Cuánto cuesta, cuánto cuesta »?¿ Y la estupidez y la muerte cuánto cuestan ? » se preguntó Mélenchon antes de afirmar : « Necesitamos profesores. Contratar para educar a los niños enriquece al país y no lo empobrece. El saber es un enriquecimiento y no un gasto », sentenció.
Siempre en todo este verdadero homenaje al saber, el candidato de la Francia Insumisa denunció la presión nefasta que ejerce el mercado sobre la investigación para que los científicos produzcan a marcha forzada algo que pueda ser comercializado lo antes posible.
Dirigiéndose a la comunidad científica Mélenchon declaró entonces : « Necesitáis la libertad del espíritu mucho más que la del comercio ».
 » Porque tenemos delante desafíos que hay que enfrentar si se quiere prescindir de la energía nuclear. Y nosotros lo queremos », señaló como preámbulo para desarrollar la parte relativa a la planificación ecológica y a las energía renovables de su programa.
Recordando el nivel científico y cultural junto a las posibilidades materiales de que dispone Francia, Mélenchon denunció la paradoja que significa que también existan en el país más de dos millones y medio de analfabetos y anunció la meta que en 2022 este problema esté definitivamente superado, « porque hay tesoros de inteligencia considerables que son sustraídos a la colectividad humana ».
Evocando una visita que efectuó durante la semana al Festival de Tiras Cómicas en la ciudad de Angouleme, Jean-Luc Mélenchon señaló su voluntad de garantizar a los artistas y creadores los medios para que puedan vivir en buenas condiciones sin someterse a los altibajos que, en algunos casos, implica el ejercicio de sus artes.
Volviendo una vez más sobre el concepto de nuevo continente por descubrir al referirse al sistema digital y numérico, Mélenchon insistió en la necesidad de implicarse, entender y apropiarse de esta técnica para dominarla e impedir que se convierta en un arma de dominación social y económica.
« Sí, es una invasión, a nuestros gustos, a nuestras costumbres, a nuestras listas de amigos, sí entonces, hay que imponer el orden, restablecer la libertad, la nuestra y, primero, el derecho de poseer nuestros propios datos personales… sin que las grandes compañías los vendan sin pedirnos la autorización », denunció, insistiendo una y otra vez en la necesidad de la educación y la enseñanza para las nuevas generaciones , haciendo de paso, hincapié en el imperativo de abordarlas con sentido crítico.
El candidato de la Francia Insumisa estimó que los diferentes tópicos relativos al sistema numérico van a ser predominantes durante el siglo ya iniciado y determinantes para el trabajo, la vida y la manera de ver a las personas.
Sobre esta premisa, estableció la necesidad de imponer el orden y la ley en este sistema y restablecer la soberanía sobre los derechos de las personas, como también la soberanía del Estado sobre internet.
Mélenchon precisó que en caso de ganar la elección impedirá a Microsoft de « atiborrar el cerebro de nuestros niños » suspendiendo su contrato con la Educación Nacional.
 » Les anuncio que no habrá ni un solo logiciel Microsoft en algún instrumento de la independencia de Francia : es decir ni en su armamento ni en sus medios de comunicación », dijo Jean-Luc Mélenchon, antes de insistir en que debe haber un dominio público sobre internet.
« Este nuevo continente numérico debe ser devuelto al pueblo porque pertenece al pueblo, porque es él quien lo creó, es quien lo hace vivir, quien lo mantiene ; basta del orden global que pretende entrar en nuestros cerebros para decirnos lo que debemos hacer », declaró, antes de concluir :
« He aquí la nueva versión de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad ».