UNA LUCHA COMO LA NUESTRA SE GANA MILIMETRO A MILIMETRO

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur telegram
Partager sur email
melenchon-perigueux-1024x460

« Una lucha como la nuestra se gana milímetro a milímetro. Hay que mostrar confianza porque la gente se desespera y duda », proclamó esta semana Jean-Luc Mélenchon, en un encuentro en que, junto con analizar el programa « Un futuro en común », puso el énfasis en los valores humanos, así como en la inteligencia ligada a la razón, a la libertad y a la solidaridad, que son algunos de los principios que inspiran el movimiento de la Francia Insumisa y deben guiar la campaña.

Mélenchon estuvo el jueves en Périgueux, comuna de unos cien mil habitantes al suroeste de Francia, donde « Los peatones, por las aceras de la ruta de Anguleme, van todos en la misma dirección, los jóvenes en bicicleta y los automóviles que se dirigen hacia la Filature (la hilandería) », la sala donde tuvo lugar el encuentro, según la prensa local.

El candidato de la Francia Insumisa inició su intervención, tomando como ejemplo, para describir el contexto en que se daba la campaña y las tareas que cumplir, la situación de desesperación y de abatimiento de un obrero que ya lo había interpelado anteriormente durante un encuentro con los trabajadores de ferrocarrilles.

« Ahí está, un 30 % de la población que vive en la pobreza, en un país que nunca había tenido tanta riqueza en su historia.…Y la gente se enoja, manda todo al diablo y ya no tiene ganas de movilizarse », comentó.

« Es por eso que nuesto trabajo es difícil, pues no sólo se trata de llamarlos a la plena conciencia de las respuestas que corresponden… sino que hay que luchar contra una enorme máquina que embrutece e impone situaciones y personajes que la gente debe acepatar y tragarse sin más ».

De esta manera, Mélenchon explicó también la desorientación que provoca en la gente situaciones tales como las que se viven en Francia, a partir de una serie de escándalos políticos que implican a candidatos de la derecha, de la extrema derecha y del partido socialista. Pero, al mismo tiempo advirtió en contra de la tentación de llevar el debate político a ese nivel.

« Yo no me felicito de ver cómo pululan los indecentes », afirmó. “Porque al final sólo quedarán los asqueados ». Comentó, sin embargo, que votar en contra de algo o en contra de alguien no lleva a ninguna parte, pues se termina votando por el mal menor. « Que al fin y al cabo, es de todos modos un mal », enfatizó.

Insistiendo así en el sentido que debe tener el voto por la Francia Insumisa y su significación, Mélenchón explicó : « Ahora lo que debemos obtener es un voto de adhesión y por eso partimos de tan lejos. Tenemos un programa -El futuro en común- que tiene una larga historia »

« Los que conocen la historia de las ideas habrán observado que progresivamente, a través de la lucha, de la discusión y de dos elecciones presidenciales, construímos juntos una especie de programa que se puede llamar histórico, tal como hubo programas de este tipo en toda la historia de Francia ».

Enumerando distintas etapas de la construcción de la República, el candidato de la Francia Insumisa las calificó de visiones del mundo que habían sido presentadas al debate y definió la visión del mundo de la Francia Insumisa que se ilustra en algunos de los puntos principales de su programa, como son los que se destacan « cuando proponemos la refundación de la República para abolir la monarquía presidencial, la planificación ecológica, el retorno a una distribución de las riquezas, la salida de los tratados europeos, etc ; cuando luchamos por la paz y para salir de las organizaciones que nos llevan a la guerra… » .

Mélenchon abordó la coyuntura internacional refiriéndose a la elección de Trump en Estados Unidos, denunciando su posición negacionista frente al cambio climático, pero estimando que, al mismo tiempo, al denunciar el tratado de libre comercio del Pacífico, presentaba una oportunidad en Europa para que ésta rechace los tratados TAFTA y CETA, con Estados Unidos y Canadá, respectivamente.

El candidato de la Francia Insumisa denunció cómo la Unión Europea se apresta a aceptar el tratado de libre comercio con Canadá, al margen de la decisión de los parlamentos de los países miembros y cómo el acuerdo pone los intereses privados por encima de los Estados.

Manifestando claramente su posición en defensa del medio ambiente y en favor de la transición ecológica de la economía, Mélenchon presentó en detalles su proyecto de abandono total de la energía nuclear y su remplazo por sistemas de producción de energías renovables, programa que implica importantes inversiones y la generación de un número consecuente de fuentes de trabajo especializado

Del mismo modo, abogó por la transformación de la agricultura para que ésta favorezca la calidad de vida de los agricultores, estrechamente vinculada a nuevas formas de producción de alimentos sanos y en beneficio de la salud de la población, en condiciones que sea también una fuente de nuevos empleos

Jean-Luc Mélenchon ironizó repetidamente a propósito del argumento del financiamento de las medidas contenidas en su programa que le oponen sus adversarios, demostrando cómo, a partir del funcionamiento de las instituciones de la Unión Europea y en particular del Banco Central Europeo, que entrega enormes cantidades destinada a el ejercio de la finanza de los bancos privados, será posible obtener los fondos necesarios.

El tema de la libertad fue uno de aquellos en que Mélenchon puso especial hincapié cuando se refirió al proyecto de asamblea constituyente para establecer una nueva Constitución que figura en el programa y, en lo particular, con el ejemplo de la libertad de las mujeres a disponer de sus cuerpos y del derecho al aborto.

« El problema de la libertad y del derecho de las mujeres a disponer de ellas mismas, a sabiendas que sus cuerpos sólo les pertenecen a ellas y no a sus esposos ni a la sociedad ni a sus hijos, es un gran problema, no sólo de las mujeres, es el problema de las mujeres y de los hombres, es el problema de la libertad en general », proclamó.

« Si yo hablo de esto », continuó, “es porque en el programa hemos previsto poner en la Constitucion, la próxima , convocada por la presidencia que conformaremos, el derecho al aborto para que se termine de cuestionarlo, como ahora en Estados Unidos » .

« Habrá una asamblea constituyente que hará proposiciones, entre ellas … el derecho al aborto y hablo aquí de libertades individuales, tal como el documento toma posición por el derecho al suicidio bajo asistencia », precisó.

Haciendo el contraste entre la época anterior a la ley que legalizó el aborto en Francia, cuando las mujeres debían viajar a Holanda para poder abortar, Jean-Luc Mélenchon recordo que ahora se ha llegado a otra etapa en la cual el derecho a ser dueño de sí mismo, as la suprema libertad.

« Todas las libertades están encuadradas y en consecuencia limitadas », comentó. « Salvo una, que debemos cuidar y guardar como joya, que es la libertad de conciencia y su fundamento, cual es el de dominarse a si mismo, el de ser su propio amo, sin entregar a otros ese derecho », declaró.

Como corolario de su intervención, Jean-Luc Mélenchon terminó citando al poeta y escritor francés Etienne de La Boétie, autor del famoso « Discurso sobre la servidumbre voluntaria », en una cita que interpreta el espíritu del movimiento Francia Insumisa :

Los tiranos sólo son grandes cuando estamos de rodillas

¡A ponerse de pie !

Action Populaire

Le réseau social d'action de la France insoumise

Impliquez-vous dans les actions près de chez vous et faites gagner Jean-Luc Mélenchon en 2022 !

En savoir plus sur Action Populaire