MELENCHON EN LILLE : “ ESTA VEZ VAMOS A LOGRARLO”

Ante más de 25.000 personas reunidas en la ciudad de Lille, al norte de Francia, el candidato de la Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon expuso el miércoles su programa económico y social como respuesta a sus adversarios y a la prensa de derechas que, en los últimos días, han redoblado los ataques, frente a su fulgurante ascensión en los sondeos, que lo hace aparecer como un posible ganador de la presidencial francesa.
Antes de responder a los ataques, con tono irónico, Mélenchon hizo una relación de lo que ha sido la campaña y la creciente adhesión al programa de la Francia Insumisa, resultado de un trabajo colectivo y que, en vísperas de la elección, está entregando sus frutos.
Recordando el mitín de Marsella, el fin de semana pasado, donde se reunieron más de 70 mil personas, comentó : “Cada cual se dice a su manera, esta vez es la buena y es de este modo que se levanta esta ola. Y yo no dejo de decir, no me miréis a mí, mirad a toda esa gente, sus rostros, la diversidad de sus edades, de su condición social, es el pueblo francés. Sois todos vosotros.”
Refiriéndose al tono de los ataques y al hecho que lo llaman “comunista”, para agitar los viejos fantasmas de la época de la guerra fría, Mélenchon destacó la participación en la campaña del Partido comunista francés y de otros movimientos, para poner el acento en la necesidad de integrar en la tarea de manera lo más amplia posible y sin sectarismos.
“Tenemos que integrar a todos. No se excluye a nadie, porque estoy orgulloso de ser su candidato, como estoy orgulloso de de todos ustedes, tengan o no una carta de partido, porque no es lo más importante. Lo que tenemos que hacer es llevar al pueblo francés en su totalidad en una dirección totalmente nueva”
Insitiendo luego en restar toda personificación se preguntó : “¿Acaso creéis que toda esta gente se reúne por admiración por un personaje.? No. Es porque saben que está al alcance de la mano un gran cambio, una modificación radical de ver la vida.”
“Entonces, los otros, se inquietan”, comentó sonriente e irónico, refiriéndose a los ataques de la prensa y de los otros candidatos, antes de aconsejar al público de abordar el asunto con buen humor, “porque no merecen otra cosa”.
Mélenchon comentó la falta de imaginación de los comentarios del diario derechista Le Figaro que como ahora, durante la anterior campaña de 2012, lo habían comparado con el presidente venezolano Hugo Chávez.
Siempre en tono irónico, demostró los intereses del periódico, propiedad del mayor constructor francés de aviones, del cual uno de sus clientes es Arabia Saudí. “Seguramente podrá mostrar su independencia y hablar quizás de los bombardeos en Yemen”, comentó, antes de poner en relieve su ignorancia al pretender desconocer todo el contenido de su programa.
“Un año de campaña, miles de contribuciones sobre el programa y ni siquiera son capaces de darse cuenta que soy el candidato que quiere abolir la monarquía presidencial e instaurar la Sexta república, dijo.
“Nunca han escuchado que tenemos la intención de compartir las riquezas en este país para detener el saqueo de los últimos veinte años. No saben que vamos a hacer la transición ecológica de la producción y del consumo en nuestro país. No saben que vamos a salir de la OTAN porque no queremos la guerra ni en Europa ni en ninguna parte en el mundo. No saben que estamos decididos a crear una nueva frontera de la humanidad , el espacio el sistema numérico, el mar y que Francia ira lejos en las grandes ideas”, declaró.
« ¿Por qué hacen esto ? », se preguntó. “Para amedrentar, para impresionar, para hacer correr el rumor que habría una catástrofe en el horizonte (…) una lluvia de sapos y ranas, y después los tanques del Ejército Rojo o un desembarco de venezolanos o, por qué no, de cubanos”, se respondió .
“Es porque os desprecian”, continuó. “Ustedes creen haber comprado un periódico, pero es en realidad un panfleto ; creéis leer, pero os están intoxicando. Esa es su relación con la mayoría, el desprecio.
Mélenchon hizo luego demostró la necesidad de un cambio radical del sistema basado sobre la super explotación del trabajo humano y, a este respecto denunció las proposiciones , siempre de corte neo-liberal de los otros tres principales candidatos a la presidencia y, de manera muy cruda, definió la realidad que ellos representan.
“Si es elegido cualquiera de esos tres, váis a escupir sangre, porque es eso lo que han puesto sobre la mesa. La guerra contra los pobres”, exclamó.
El candidato de la Francia Insumisa detalló lo que podían ofrecer sus adversarios, teniendo en cuenta el resultado de sus acciones.
En primer término se refirió al candidato conservador, Francois Fillon, promotor de una línea inspirada en aquella de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher.
“El señor Fillon. Su balance : un millón de desocupados más ; 600 millardos de euros más de endeudamiento. ¿Y pretende venir a decirme como se deber gobernar el país?”
Y luego, a Emmanuel Macron, ex banquero y ex ministro de Economía del gobierno llamado socialista de Francois Hollande, partidario de una política típicamente neo-liberal y pretendidamente moderna : “Record de desocupación en la historia del país : 6, 5 millones de desocupados. ¿Y viene a decirme cómo hay que hacer”.?
Resumiendo , Mélenchon hizo una comparación entre los dos modelos, antagónicos que son el que proponen los citados anteriormente y aquel de la Francia Insumisa.
“Ellos tratan de hacernos creer que disminuyendo los gastos del Estado, van a conseguir hacer economías y permitir que todo el sistema se ponga de nuevo en marcha. Naturalmente, eso no se producirá jamás », afirmó. “Es sobre todo el Estado es el que invierte, no las empresas privadas”.
Denunciando esta política de debilitamiento del Estado en nombre de una pretendida economía, Mélenchon recordó el caso de Grecia, cuyo gobierno cedió a las presiones de Unión Europea, aceptando este modo de acción y que actualmente se encuentra en una situación igual o peor aquella que tenía cuando debió ceder.
Frente a la situación descrita, el candidato de la Francia Insumisa presentó la alternativa : “Francia necesita de inversiones públicas, de escuelas, de hospitales y de realizar un proyecto que si trabajamos bien quizás servirá de ejemplo para el resto de Europa : cambiar la matriz productiva en dos direcciones esenciales, un modelo responsable del punto de vista ecológico y un modelo de economía responsable socialmente”.
“Todo esto, parte de la idea que proteger los seres humanos y la naturaleza provoca progreso y bienestar universal, mientras que lo contrario sólo produce el enriquecimiento interminable de algunos que ni siquiera saben qué hacer con el dinero”, manifestó.
Mélenchon terminó su discurso expresando la esperanza de poder mostrar la coherencia que resume una visión de la vida que es la que postula la igualdad en derecho de todos los seres humanos.
“Cuando se trata de lograr esta igualdad, se mejora la sociedad en su totalidad”, dijo. “Pero no es posible en las condiciones de producción, de intercambio y de consumo actuales, por lo tanto la obligación de cambiar no es una hipótesis sino una obligación”.
Luego, dirigiéndose a los jóvenes masivamente presentes en la sala y en los trabajos de la campaña, expresó : “Deberemos enfrentar muchas cosas complicadas teniendo en cuenta los cambios que se anuncian. Somos los precursores de un mundo totalmente nuevo y ustedes, los jóvenes, tenéis en frente un mundo totalmente nuevo”, expresó .
“Ese mundo os pertenece, tenéis que apropiaros de él, hay que hacer que sea más bello”, declaró . “Porque tenéis en común el amor de la vida, esa necesidad de vivir plenamente y porque sabéis que lo que os lo impide son las cadenas del dinero”.
Y terminó proclamando : “¡Esta vez, vamos a hacerlo. Poneos todos en el gran sol de la acción, olvidad los pequeños cálculos miserables (…) porque estáis tomando el poder en vuestra Patria porque tal es el sentido de la Revolución Ciudadana!”

Action Populaire

Le réseau social d'action de la France insoumise

Impliquez-vous dans les actions près de chez vous et faites gagner Jean-Luc Mélenchon en 2022 !

En savoir plus sur Action Populaire