FRANCIA INSUMISA : UN AÑO YA

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur telegram
Partager sur email

 

Hace exactamente un año, en un restaurante ubicado en las inmediaciones de la Estación del Este, en París, un grupo de amigo (a)s se reunía para mirar juntos la participación de Jean-Luc Mélenchon en uno de los noticiarios de la televisión francesa.
Había allí, amigos de Mélenchon, militantes y participantes de la campaña presidencial de éste en 2012. Muchos jóvenes. Había un ambiente de expectación , pues todos querían conocer de labios del propio Jean-Luc, como lo llaman entre ellos, el anuncio esperado.
« El ritmo político se ha acelerado.…Hay que pasar a la acción, no podemos permanecer sin voz : propongo entonces mi candidatura para la elección de 2017 », anunció de entrada el futuro candidato oficial de la Francia Insumisa.
Los aplausos y las expresiones de alegrías que surgieron cesaron tal como aparecieron, pues había mucho más que escuchar sobre las grandes líneas en torno a las cuales habría de articularse el proyecto político que se hacía público en ese momento.
« No quisiera que esta elección sea un juego de pronósticos. Es una ocasión formidable de deshacer los nudos que actualmente nos paralizan, mediante los votos, pacíficamente, tranquilamente, democráticamente ».
Y señalaba seguida y enérgicamente, la inspiración de insumisión que era la de su proyecto. « Mi adversario es la sumisión, la resignación », para continuar esbozando las grandes ideas sobre las cuales se construiría el programa
« Es el interés humano el que debe prevalecer ; el cambio climático ya comenzó ; es hoy que hay que cambiar la manera de producir, de intercambiar, de consumir , es el momento de salir de la energía nuclear ».
Respondiendo al periodista que lo interrogaba para saber qué, quién y qué partido estaba detrás de la candidatura, Jean-Luc Mélenchon respondía sin vacilar :
« Son convicciones, que es lo más importante y quizás el pueblo francés ».
Paralelamente a su anuncio por televisión, Mélenchon intervenía en una de las primeras ocasiones a través de Youtube, hasta ese momento inédito medio de comunicación de un candidato presidencial.
« A esta hora, me presento ante ustedes fuera del marco de un partido. No busco ninguna investidura, salvo la vuestra. Si así lo desean, pueden unirse al combate que yo inicio », anunciaba
Y agregaba luego con ironía : « Ya verán, al principio, no mirarán altaneros, después, yo sé que es la fuerza del número, del impulso, del entusiasmo de los ciudadanos lo que hace la diferencia ».
Después de su participación en la televisión, Mélenchon partía a reunirse con sus amigo(a)s y camaradas en aquel restaurante cerca de la Estación del Este en París, donde la velada debía prolongarse hasta tarde.
Allí se habló de las experiencias de la campaña de 2012, del terreno ganado y de los fracasos. Por enésima vez se analizó el programa de esa campaña - Primero lo humano - y se consideró que era un buen punto de partida para definir nuevas tareas y para comenzar a elaborar un nuevo proyecto actualizado.
En su intervención en Youtube, Mélenchon había culminado señalando : « Hago mía la fórmula del filósofo : El futuro no es lo que va a ocurrirnos, es lo que vamos a construir »
Un año más tarde, los insumisos registrados que adhieren a la campaña presidencial de Jean-Luc Mélenchon son 240.000 ; el número de grupos de apoyo llega hasta ahora a 2.500 y son 205.000 los subscritos al portal Youtube del candidato de la Francia Insumisa.
Y la victoria está al alcance de la mano.…

Action Populaire

Le réseau social d'action de la France insoumise

Impliquez-vous dans les actions près de chez vous et faites gagner Jean-Luc Mélenchon en 2022 !

En savoir plus sur Action Populaire