Y ahora, en campaña por el programa

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur telegram
Partager sur email

programme

Creo que ya se entendió , que la Francia Insumisa es un movimiento que reúne todo tipo de redes y de personas en libre asociación, donde cada cual define por sí mismo su grado de implicación.
Hoy en día, es la estructura más abierta de la escena política francesa. Sé hasta qué punto esto es preocupante en el mundo de las estructuras posleninistas de todos los tamaños que forman la nebulosa de la “otra izquierda”, así como de la izquierda tradicional.
La derecha también se basa en estructuras piramidales del mismo tipo. Esto data de mucho tiempo. ¿Cómo podíamos olvidar que la Unión por la República o RPR (Rassemblement pour la République, por sus siglas en francés) de Jacques Chirac y Charles Pasqua también tenía un « comité central » ?

En este momento, el descuelgue de los partidos tradicionales se agrava por su impotencia para volver a anclarse socialmente, así como por la crisis general de credibilidad que los golpea.
Sólo el « Partido de Izquierda » (Parti de Gauche o PG, por sus siglas en francés) desarrolló una reflexión sobre el tema y, sobre todo, es el único que dedujo una línea estratégica y un plan de acción que incluye, con el tiempo, su propia disolución en una nueva estructura.
La idea de que un partido se ponga al servicio de un plan de acción que incluye su propia desaparición, es obviamente bastante fuera de lo común.
Evidentemente, el autoaislamiento de los demás componentes de la « otra izquierda », ha prestado un inestimable servicio a la aplicación de nuestro enfoque. No oculto que no me lo esperaba. Pero he tomado nota. Dado que todo el mundo quiere tener su propia casa, pues que así sea.
Veo los beneficios también.
En España, Pablo Iglesias y Podemos casi murieron varias veces por las consecuencias del “entrismo” realizado por decenas de pequeños grupos que envenenaban la atmósfera con sus interminables peleas entre camarillas.
Aquí, por el contrario, sin demasiado estruendo y a pesar de muchas interrogantes muy legítimas, el trasvasije se logró sin desgarros y con plena conciencia del estilo que había que adoptar.
Junto al PG, la “Nueva Izquierda Socialista” (Nouvelle Gauche Socialiste o NGS, por sus siglas en francés) se puso en diapasón con la misma hoja de ruta.
Los « Comunistas Insumisos » y « Juntos Insumisos » (Ensemble Insoumis) se determinarán cuando llegue el momento.
Hasta que ello ocurra, ya están presentes en el espacio político como componentes del Movimiento « Francia Insumisa ».

Así, en pocas semanas, cientos de personas se han convertido en puntos de apoyo para una gran cantidad de principiantes que se han beneficiado de su cultura de acción colectiva.
La fusión de las dos categorías fue uno de las cuestiones más delicadas del período de introducción de nuestros Movimiento. Lo que facilitó las cosas, fue, obviamente, que existían las herramientas materiales que permitieron que cada uno encontrara su lugar y lo tomara.
La plataforma internet « Nation Builder » y las herramientas que la han seguido y completado jugaron un papel decisivo en este desarrollo. Sin estas herramientas, nada de lo que estoy describiendo habría sido posible.

Aquí mismo, en el pasado, presenté mis razonamientos sobre la relación existente entre las redes sociales y la emergencia del pueblo como un actor político. Las redes no crean el pueblo político, sino que son la forma de expresión y organización de sus bases. Esta tesis está esbozada en mi libro “La era del pueblo” (que pronto será publicado en español). Debe entenderse, entonces, que nuestra campaña es la implementación de un esquema general.
Por lo visto, es cierto que el corazón del movimiento se basa en una plataforma Internet y sus satélites. La « Francia Insumisa » es, en muchos aspectos, una red social de Internet.
Sin embargo, contrariamente a como lo creen algunas mentes desinformadas sobre las realidades de este tiempo, una red « virtual » es una realidad muy concreta. Hasta el punto de que es capaz de materializarse también en la vida práctica ordinaria. La prueba de la existencia concreta de nuestra red es que actúa en el mundo real.
También se distribuye una cantidad considerable de material tradicional, a la antigua. Hoy no haré más que evocarlo, reservándome para una futura publicación el balance del activismo en la “tela”. Escojo, pues, hacer aquí un balance del componente material de la forma tradicional de nuestra acción. Pero, repito, estas cifras que nos sitúan en el nivel de los principales partidos políticos del pasado, resultan de los reclutamientos en línea y de los contactos establecidos y construidos a través de internet. Estas cifras se obtienen a partir de una masa de personas que se asocian a veces puntualmente a la acción.
Sin embargo, en conjunto, se trata de un formidable impulso. Desde febrero, los pedidos individuales de los materiales de la campaña y los que resultan de la creación de 1.800 grupos de apoyo lo confirman. Mathilde Panot, animadora de estos grupos, identifica cuatro millones seiscientos mil folletos distribuidos desde el pasado mes de marzo. Desde septiembre, hemos visto partir así 2,7 millones de copias de ese total, es decir casi dos tercios. Esto señala que la campaña electoral ya se ha iniciado, especialmente desde noviembre : se disparan los pedidos y se forman picos de reservaciones. Añado que 1,5 millones de pegatinas partieron también al terreno de batalla. Sí, ¡un millón y medio !
El grupo de amigos que forman una nuestra brigada de correos y prepara los envíos en la sede de campaña, contó 600.000 carteles que enrollaron y enviaron al terreno desde el inicio de la campaña.

En estos momentos, es una locura. Amigos y amigas confeccionan paquetes y transportan masas de paquetes desde la mañana hasta la noche.
Todos los días vemos formarse la cadena humana en la escalera de seguridad y los paquetes que van pasando de mano en mano, desde la planta baja hasta el piso, pues ¡el maldito montacargas está averiado la mitad del tiempo ! Y esto no es todo. Hay una serie de 15 folletos temáticos que acompañan la publicación del programa “El Futuro en Común”. La circulación total es de 5 millones de copias para toda la serie. El ritmo de los envíos nos muestra que todo habrá partido probablemente para finales de diciembre.

En cuanto al libro del programa « El Futuro en Común », que se vende por tres euros, ya es un exitoso “best-seller”, pues es el primero en ventas entre los libros políticos y el segundo entre las ventas de Amazon, después de Harry Potter. En el terreno, la ruptura de existencias en las librerías se observa en todas partes.
Por lo tanto, yo recomiendo a mis lectores y a quienes se están preparando para organizar sus propias ventas del programa en las calles durante las jornadas de venta del fin de semana del 10 y 11 de diciembre, que vayan a reservar sus libros al por mayor en la librería más cercana. La venta reembolsará el costo rápidamente. Después de la celebración de nuestra Convención en Lille, el día de la difusión del programa será un nuevo desafío para nosotros, así como la realización de 400 reuniones de circunscripciones electorales para las elecciones de parlamentarios que he mencionado en mi nota anterior en el blog.

Este desafío de hoy es el de la venta masiva del programa durante dos días. Una vez más, será una mina de enseñanzas a extraer para perfeccionar nuestro método, que aplicaremos cuando venga la campaña de fondo, en 2017. Tal como en todas las etapas de nuestro trabajo, una secuencia activa debe considerarse como una práctica para la siguiente. En el caso actual, debéis saber que estamos apuntando, tanto al número de puestos de venta como a su visibilidad. Por lo tanto, es importante prepararlos cuidadosamente. Cada puesto de venta será mejor visto y oído si hay músicos, cantantes o corales (al estilo de los « mélenchanteurs » de 2012), actores callejeros, o lo que sea, que representen de esta manera la energía que nos anima para ir al encuentro y conocer a los otros.

Nuestro encuentro se inició en la “tela” de Internet, con esos ocho vídeos vistos cada uno por lo menos por un millón de personas, tres de ellos por más de tres millones de personas y uno de ellos por ¡más de seis millones ! Ahora, esto debe traducirse por un contacto físico.

Sé que ya partimos para que ese sea el caso. Por ejemplo, me dicen que habrá diez puntos de venta en Lyon (sureste). Otros tantos en Lille (norte) y Estrasburgo (este) también. Podréis ver las imágenes y los informes de la jornada en el sitio jlm2017. Creo que en todas las ciudades importantes habrá mucha gente en acción. Me alegraré de que lo mismo se dé en el resto del país y especialmente en los sectores rurales.
Vamos a evaluar, tan pronto como los informes lleguen al sitio web y a las páginas Facebook del Movimiento.

Quiero que las personas que me leen deduzcan que una campaña de este tipo no es una campaña de comunicación, sino de participación.

El anclaje y la solidez de las fundaciones de nuestro Movimiento, que las encuestas han revelado respecto de nosotros, vienen de allí. Estamos llevando a cabo una campaña de afiliación a unas ideas y a un programa. La verdad es que las ideas ya están ahí. Lo que importa es ofrecerles un puerto de amarre seguro y estable. La gente sabrá entonces lo que cada uno tiene que hacer cuando nos elijan. Lo saben y están de acuerdo para actuar. ¡Porque saben que no será en vano !

Jean-Luc Mélenchon

Action Populaire

Le réseau social d'action de la France insoumise

Impliquez-vous dans les actions près de chez vous et faites gagner Jean-Luc Mélenchon en 2022 !

En savoir plus sur Action Populaire